Facebook Like

EXTRACTO DEL DISCURSO DEL ASAMBLEÍSTA FERNANDO CÁCERES, EN EL EVENTO DE COALICION POR EL "SI", EN COTOPAXI PDF Print E-mail
User Rating: / 0
PoorBest 
Written by Fernando Cáceres   
Tuesday, 05 April 2011 15:15

EL SÍ DE LA CONSULTA POPULAR

Decir SÍ es decir SÍ a la razón; decir SÍ a las preguntas de la Consulta Popular es decir SÍ a que se tipifique en el Código Penal el enriquecimiento privado no justificado. Es un SÍ a la transparencia, y un SÍ a la honradez.
Decir SÍ a la prohibición de negocios de azar, es decir SÍ al término de máquinas tramposas ubicadas en los grandes casinos y salas de juego del país. Y SÍ hay que tener en cuenta que esta pregunta va en función de los negocios de esa materia, y no al entretenido juego de cartas entre familiares y vecinos del barrio.

Decir SÍ es dar muestra de alta sensibilidad humana que, como animales racionales que somos, nos debemos oponer a la barbarie.

Decir SÍ a que haya una Ley de Comunicación, que cree un Consejo de Regulación que regule la difusión de contenidos en la televisión, radio y publicaciones de prensa escrita que contengan mensajes de violencia explícitamente sexuales o discriminatorios, es decir SÍ a la posibilidad que la muerte no sea un indecente negocio comunicacional, es decir SÍ a que nuestros niños no reciban, a toda hora, mensajes e imágenes sexuales que pueden ser discernidos solo por adultos, o mensajes discriminatorios, implícitos y explícitos, en materia de género, raza, religión, clase social.A vía de ejemplo, pretender hacernos creer que si un negro corre es un ladrón, pero si un blanco corre es un atleta; hacernos creer que si un indio está sentado es un vago, pero si un blanco está sentado está descansando merecidamente para enfrentar el estrés diario.
Decir SÍ a que haya un Consejo de Regulación que establezca criterios de responsabilidad ulterior de los comunicadores o medios emisores, es decir SÍ al periodismo altamente profesional que, como cualesquier otra profesión, tiene que cumplir con máximos estándar de exactitud, porque lo que es para el cirujano el bisturí, es para el comunicador la palabra.

Es que así como puede haber una mala práctica médica, puede haber una mala práctica periodística.
Y así como la libertad de expresión es un derecho fundamental o un derecho humano, señalado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, y de ahí se deriva la libertad de prensa; el límite del derecho humano de la libertad de expresión está dado por el respeto a otros derechos humanos de las personas y, concordante con esto, la Convención Americana sobre Derechos Humanos expresa, en su artículo 11, en torno a la "Protección de la honra y de la dignidad.

1.    Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad.
2.    Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación.
3. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos ataques.

Y, es más, el artículo 14 de dicha Convención consagra el "Derecho de rectificación o respuesta, señalando:
1.    Toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión legalmente reglamentados y que se dirijan al público en general tienen derecho a efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación o respuesta en las condiciones que establezca la ley,
2.    En ningún caso la rectificación o la respuesta eximirán de otras responsabilidades legales en que se hubiera incurrido.
3. Para la efectiva protección de la honra y la reputación, toda publicación o empresa periodística, cinematográfica, de radio o televisión tendrá una persona responsable que no esté protegida por inmunidades ni disponga de fuero especial..."

Finalmente, decir SÍ a la tipificación de delito al incumplimiento de las obligaciones laborales por parte del empleador es decirle Sí a que las ecuatorianas y los ecuatorianos que son la fuerza de trabajo para el desarrollo del Estado cuenten con las garantías de la seguridad, no estén desamparados y no sean víctimas fáciles de una explotación laboral absurda, injusta, recurrente y perversa.

Last Updated on Friday, 08 April 2011 01:46
 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.