Facebook Like

Galería de Imágenes

Periodistas, gremios, directivos y estudiantes de comunicación a favor de una Ley que garantice la libertad de expresión PDF Print E-mail
Written by Prensa Asamblea Nacional   
Thursday, 17 November 2011 12:47

En el marco del análisis del proyecto de Ley Orgánica de Comunicación, representantes de los medios públicos y privados, impresos, radiales, gremios periodísticos y de los estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad Central, tras exponer sus comentarios y sugerencias, aseguraron se requiere una ley que los regule, pero con respeto a la libertad de expresión, que sea pública y de la sociedad, de consensos y acuerdos.


Orlando Pérez, en representación de los medios públicos, dijo que vienen hablar por los más de 100 mil lectores y de su audiencia, por la libertad de expresión y por su derecho a emitir su opinión sobre la Ley de Comunicación, al señalar que ciertos medios asumen posiciones no objetivas sino encubridoras de la acción de la justicia, a través de las cuales generan espacios de corrupción mediante una alianza en la que el interés corporativo económico y financiero se superpone al de la información.

Indicó que no están de acuerdo con la ley en vigencia, por lo que plantean una ley plena, estimulante, garante de los derechos y también provocadora de nuevos escenarios para la democratización de la comunicación; una ley de comunicación, no sólo de medios, que garantice la libertad de expresión, igualdad de condiciones para el acceso a las frecuencias para estaciones públicas, privadas y comunitarias.

Dijo que los medios públicos crean condiciones materiales y sociales para el ejercicio de la libertad de todos, para que la libertad se convierta en un derecho y no solo en un slogan. Los medios privados no cumplen la orientación de lo público, restringen el derecho a recibir información, agregó.

“Apoyamos la regulación sin censura previa, pero con absoluta responsabilidad ulterior, creemos firmemente en el periodismo responsable, que vela por los derechos de los periodistas y reporteros”, finalizó.

Álvaro Rosero, de Radio Exa y la Cadena Democracia, al señalar que su medio ejerce un periodismo crítico, expresó su desacuerdo con el artículo 81 del proyecto, argumentando que establece la obligatoriedad de las estaciones de radio en su programación, que se incluya el 50% de música de producción nacional, lo que –a su criterio- es absolutamente fuera de lugar, considerando que hoy por hoy la principal competencia está en los dispositivos móviles, de modo que el propietario escucha lo que él desea”. “Los medios nos disputamos audiencias”, agregó.

Por su parte Kléber Chica, a nombre de los radiodifusores que hacen periodismo por más de cincuenta años, dijo que hay mucha informalidad, pero no por culpa de los radiodifusores, empleados, periodistas que hacen comunicación diariamente, sino por la estructura del Estado y sus leyes y particularmente por la actual de comunicación y posiblemente la futura, por lo que pide que no haya excesos ni para derecha ni la izquierda.

Solicitó que en ley se agregue una transitoria que garantice el desarrollo del sector de la comunicación y los derechos de los empleados y trabajadores de los medios y que el Conatel regularice en 180 días las frecuencias a nombre de personas.

El presidente de la Unión Nacional de Periodistas (UNP), Vicente Ordoñez, pidió que se reflexione sesudamente antes de emitir el dictamen final sobre la Ley de Comunicación. “Nosotros nos sometemos al mandato de la Constitución, pero ese mandato nunca pidió que se apruebe este proyecto de ley que atenta contra la libertad de expresión”, manifestó, al pedir que sienten a construir una ley de consensos.

Afirmó que no se oponen a una ley que establezca un organismo de control, que refuerce la responsabilidad ulterior, que obligue a mejorar el trabajo periodístico. Cumplan su obligación y nosotros nos someteremos, pero no nos priven de la libertad de informar, no nos sometan al control de los gobiernos de turno, no nos priven del derecho a exigir cuentas, no nos arrebaten la libertad de opinar sin temor a represalias”, añadió.

Franklin Falconí, del periódico Opción, sostuvo que la Ley de Comunicación es necesaria, al tiempo que sugirió un consejo de comunicación plurinacional democrático y que se redistribuya las frecuencias para los medios públicos, privados y comunitarios.

Juan Camilo Zapata, estudiante de la Facultad de Comunicación de la Universidad Central, respaldó la aprobación de la ley, considerando que ese es un mandato del pueblo en dos ocasiones: cuando se aprobó la nueva Constitución y en la consulta popular del pasado 7 de mayo. Sostuvo que la comunicación debe ser dirigida por comunicadores sociales formados en la academia.

Marcelo Larrea, Vicepresidente de la Federación Nacional de Periodistas (Fenape), expresó que es necesario garantizar y fortalecer la reserva de la fuente, la libertad de expresión y no someter al pensamiento al miedo. Se debe establecer espacios definidos para la libertad; los medios públicos deben ser públicos es decir medios de la sociedad y no solo responder al gobierno, subrayó.

Por último, Enrique Arosemena, en representación de la Radio Pública y Ecuador TV, expresó que los medios públicos llenan un vació dejado por los medios privados que no necesariamente ofrecen una programación de calidad. Nosotros esperamos ser medios públicos, eficientes, competitivos, una alternativa de programación valorada por los ecuatorianos, anotó.

Respaldó la promulgación de la Ley de Comunicación, a fin de garantizar la libertad de expresión y evitar los abusos y excesos que se cometen en la prensa privada.

 

 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.