Facebook Like

Galería de Imágenes

Asambleistas debatieron sobre Codigo de la Democracia y Ley de Comunicación PDF Print E-mail
Written by Fernando Cáceres   
Friday, 20 January 2012 17:43

Es inverosimil que la prensa siga manteniendo componendas con la oposición en los diferentes espacios de comunicación, ya que en el foro estuvieron presentes tres asambleístas de oposición (Montúfar, Rodríguez y Tibán), lo cual constituye una desventaja dentro de los espacios de opinión, como en este caso el Diario La Hora de Cotopaxi, hace eco de los criterios expuestos por la oposición, cuando este medio escrito debería ser imparcial en su apreciación, dando los mismos espacios y comentarios expuestos por los expositores.

Es necesario contar de manera urgente con una ley de comunicación que viabilice de manera veraz y oportuna las noticias hacia los lectores, sin polemizar, ni hacerse a los comentarios expuestos por la oposición, lo cual contradice rotundamente la razón de ser del periodismo ecuatoriano.

 

Asambleístas debatieron

Cuatro de los cinco asambleístas invitados: César Rodríguez (Independiente), Lourdes Tibán, (Pachakutik), César Montúfar (Concertación Nacional ) y Fernando Cáceres (Alianza PAIS), asistieron al teatro de la Casa de la Cultura Núcleo de Cotopaxi, el miércoles último, para ser parte del foro Diálogo en Democracia, organizado por el Movimiento Político Concertación Nacional, no asistió la asambleísta Irina Cabezas, (Alianza PAIS).

El código de la Ley del Código de la Democracia y la Ley de Comunicación fueron los temas que se debatieron, cada panelista tuvo seis minutos para su intervención por tema con una réplica de dos minutos adicionales.

El primero en tomar la palabra fue César Montufar, para quien la reforma de última hora, a la Ley del Código de la Democracia, se debió al interés del Gobierno y el Ejecutivo para controlar mediáticamente el próximo proceso electoral, pero además prohíbe a los medios de comunicación social hacer “lo que ellos denominan promoción directa o indirecta a través de reportajes especiales u otros mensajes, que puedan ir a favor de determinados candidatos de preferencia electoral”, a lo que calificó de “grave” para el próximo proceso electoral.

Fernando Cáceres un tanto inconforme porque la participación no fue equitativa, al haber tres asistentes de oposición al Gobierno, manifestó que no hay ninguna imposición y que es una decisión tomada en la Asamblea en base a un juego democrático por lo que se debe acatar la reglas de juego señaladas en la ley.

Para César Rodríguez, la democracia tiene legitimidad del origen, del ejercicio y de los resultados frente al poder, mencionó que el 8 de marzo se va a desarrollar una movilización ciudadana, hecho que desde su punto de vista será el inició para terminar con el encantamiento de un discurso marquetero y publicitario extremadamente exagerado pero que en la práctica no ha sido capaz de transformar la revolución del Ecuador, sino ha sido un mero desplazamiento del poder, dijo.

“El poder dice que embrutece y en el momento que esto ocurre hay que embrutecer las leyes y acomodar como de lugar para seguir en el poder, porque si Rafael Correa no quisiera seguir en el poder, no estuviera desesperado en reacomodar las normas legales a última hora”, expresó la asambleísta Lourdes Tibán.

En el tema de Comunicación, Rodríguez comentó que “la Ley está atrapada, inviable y convertida en una bancada personalista que sólo obedece las órdenes del gran Señor”, a lo que le llamó el gran tirano del siglo XXI. Montufar dijo que hay un claro intento del ejecutivo de controlar la comunicación.

Tibán comentó que los medios incautados se han convertido en una herramienta para el Presidente Correa. Cáceres finalmente aseguró que hay medios que defienden sus propios intereses económicos y no se ponen la camiseta del país.

Publicación tomada en el siguiente enlace: http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101270574/-1/Asamble%C3%ADstas_debatieron.html

 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.