Facebook Like

Lea también:

Los incendios forestales consumieron 2000 hectáreas de bosques en Cotopaxi PDF Print E-mail
User Rating: / 6
PoorBest 
Written by Fernando Cáceres   
Thursday, 20 September 2012 21:24

En la ciudad de Quito, fue donde se iniciaron una serie concatenada de incendios, que a la fecha llegan a 2400, sin que hasta el momento se sepan las verdaderas causas que motivan este atentado contra la naturaleza.

Se han perdido varias hectáreas de bosques, pajonales y laderas con estos bochornosos actos delincuenciales donde se han destruido extensas áreas verdes, miles de árboles, plantas y vegetación propia del sector y sobre todo la pérdida de vida silvestre como aves, conejos, felinos e insectos de las más diversas variedades.

Cotopaxi no pudo ser la excepción donde sean consumido 2000 hectáreas de pajonales y bosques en los diferentes cantones de la provincia, pero el más afectado es el cantón de Latacunga con una área devastada de 1.755 hectáreas por lo que la Secretaría de Riesgos ha declarado en emergencia a la provincia, ya que muchos de estos incendios han sido provocados por la mano del hombre.

Sin embargo en nuestra Constitución de la República, se encuentran previstas estos atentados en contra de la naturaleza y las remediaciones y sanciones que se deben realizar por parte de organismos del Estado.

Art. 72.- La naturaleza tiene derecho a la restauración. Esta restauración será independiente de la obligación que tienen el Estado y las personas naturales o jurídicas de indemnizar a los individuos y colectivos que dependan de los sistemas naturales afectados.

En los casos de impacto ambiental grave o permanente, incluidos los ocasionados por la explotación de los recursos naturales no renovables, el Estado establecerá los mecanismos más eficaces para alcanzar la restauración, y adoptará las medidas adecuadas para eliminar o mitigar las consecuencias ambientales nocivas.

Art. 396.- El Estado adoptará las políticas y medidas oportunas que eviten los impactos ambientales negativos, cuando exista certidumbre de daño. En caso de duda sobre el impacto ambiental de alguna acción u omisión, aunque no exista evidencia científica del daño, el Estado adoptará medidas protectoras eficaces y oportunas.

La responsabilidad por daños ambientales es objetiva. Todo daño al ambiente, además de las sanciones correspondientes, implicará también la obligación de restaurar integralmente los ecosistemas e indemnizar a las personas y comunidades afectadas.

Cada uno de los actores de los procesos de producción, distribución, comercialización y uso de bienes o servicios asumirá la responsabilidad directa de prevenir cualquier impacto ambiental, de mitigar y reparar los daños que ha causado, y de mantener un sistema de control ambiental permanente.

Las acciones legales para perseguir y sancionar por daños ambientales serán imprescriptibles.

La Secretaria Nacional de Riesgos está para garantizar la protección de personas y colectividades de los efectos negativos de desastres de origen natural o antrópico, mediante la generación de políticas, estrategias y normas que promuevan capacidades orientadas a identificar, analizar, prevenir y mitigar riesgos para enfrentar y manejar eventos de desastre; así como para recuperar y reconstruir las condiciones sociales, económicas y ambientales afectadas por eventuales emergencias o desastres de origen natural o antrópico, generando políticas y estrategias que permitan recuperar y reconstruir las condiciones sociales, económicas y ambientales afectadas por dichos eventos o desastres.

El Estado protegerá a las personas, las colectividades y la naturaleza frente a los efectos negativos de los desastres de origen natural o antrópico mediante la prevención ante el riesgo, la mitigación de desastres, la recuperación y mejoramiento de las condiciones sociales, económicas y ambientales, con el objetivo de minimizar la condición de vulnerabilidad.

En sesión realizada el día miércoles 19 de septiembre de 2012 en la Comisión de Biodiversidad y Recursos Naturales, hice escuchar mi voz sobre falta de control de las autoridades seccionales relacionado a los incendios de áreas protegidas y bosques que se vienen produciendo en mi provincia y en las diferentes ciudades del país, solicité al Seno de la Comisión se realice una investigación más profunda sobre estos lamentables hechos dentro de mi atribución fiscalizadora haré el seguimiento necesario que conlleve a la sanción de ciudadanos inescrupulosos que cometen estos ilícitos a fin de que sean sancionados de manera ejemplarizadora según lo prevé la ley.

Ante estos lamentables hechos nos preguntamos con asombro cuáles van a ser los correctivos o planes de remediación ambiental y forestal que van a impulsar las autoridades a través de los GAD's que medidas de emergencia se van a implementar, cuáles sanciones se impondrán a estos malos ciudadanos, que pasará con esas tierras devastadas por el flagelo, se debe propiciar a la brevedad posible planes de reforestación y más no convertir estos terrenos en tierras productivas, queriendo hacer negocio con los desastres naturales, incluso yendo en contra de la verdadera naturaleza de los bosques y pajonales como es la generación de fuentes hídricas.

Los incendios forestales consumieron 2000 hectáreas de bosques en Cotopaxi

 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.