Facebook Like

PDF Print E-mail
User Rating: / 1
PoorBest 
Saturday, 05 April 2014 01:49

Por Lalo el librero DESDE LA ESQUINA para Cotopaxinoticias.com

Mientras en otras ciudades los alcaldes salientes empiezan a concretar la transición, en nuestra llacta este proceso casi termina en bronca.

Después de semejante borrachera electoral todo tenemos un chuchaqui de padre y señor nuestro. Parece que seguimos en campaña. Los ganadores chumados todavía siguen sin propuestas a concretar y las acusaciones siguen.

Los perdedores bien crudos todavía no aceptan que perdieron por sus errores, sino por culpa de la vaca, y con analistas y todo no aceptan que los electores ejerzan su derecho sino ya les tratan de lo peor.

Pese al chuchaqui, intentemos algunos criterios para aportar al análisis de las elecciones seccionales en nuestro querido terruño.

No se votó por propuestas, porque no hubo tales. ¿Hasta cuándo nos van a proponer qué ciudad y provincia queremos para el futuro?

Se votó en contra de y no a favor de, y ello ya complica la situación.

Se votó en contra de la traición política que al parecer es más grave que otras faltas. En la zona urbana fue muy notorio.

Se votó en contra del triunfalismo. Cuando se gana una vez hay que ser humilde, no existe en política invencibles.

Se votó en contra de la continuidad. Parecía más un interés de un grupo reducido del propio partido, que no expresó los intereses de este y de la sociedad.

Se votó en contra de las broncas internas del partido de gobierno, porque se percibió que aquello no es por un plan de desarrollo, por un ideario, sino por el mero interés de copar espacios en el gobierno.

¿El poder, el capital cómo se expresan en estas elecciones?

Desde hace una década o un poco más aparecen nuevos protagonistas en la acumulación y reproducción del capital. Hace unos veinte años no existían capitales locales, criollos made in Lata.

Pero hoy podemos hablar de que sí existen, y en esa lucha por el gobierno seccional, y sobre todo de la Alcaldía, se expresaron esos actores.

Antes, los hacendados se articulaban al capital monopólico de las grandes ciudades, no invertían en la tierra, les interesaba el gobierno local para fortalecer al capital financiero del cual eran sus súbditos.

Ya no vivimos una cholificación de la política, vivimos una cholificación de la economía.

Lo nuevo es que esos nuevos actores económicos que se consolidan en el tiempo de la revolución ciudadana desean captar los gobiernos seccionales para mantenerse y crecer.

Este capital made in Lata no es ni autónomo, peor independiente, está vinculado a los grandes monopolios del país. Aquello es lo que hay que averiguar y confirmar.

Lo que se puede vislumbrar es que entre esos negocios están los negocios inmobiliarios, la tierra y los servicios; ya que ese es el papel que nos asignaron desde el poder central, en la cadena de la acumulación del capital.

La carretera Manta-Manaos está dentro de esa lógica, para lo cual tener el control de las alcaldías y prefecturas es clave, ahí encaja lo del centro penitenciario, ya que sin lacras Quito será la capital-patrimonio mundial del turismo, y aquello es bisnes, bisnes, negocios, ganancias para un estado moderno, un capitalismo estatal con rostro humano que por esta vía y otras (IESS, Yasuní, tributos) tienen plata para ser el papá Estado que mantiene intacta una sociedad capitalista.

Hagamos un esfuerzo por ver más allá de medios interesados en embobarnos y de analistas que no nos permiten ver más allá de las narices, y elevemos nuestra cultura política. Todos podemos, no dejemos que los de siempre: patrones y apatronados, nos den pensando.

Last Updated on Saturday, 05 April 2014 03:55
 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.