Facebook Like

Por el Cotopaxi que todos queremos PDF Print E-mail
User Rating: / 1
PoorBest 
Written by   
Thursday, 08 December 2016 16:12

Cuando los políticos valoren la honestidad y la decencia de los demás, pueden estar seguros de que en momentos críticos para la Patria lograrán superar sus diferencias. No obstante, la honestidad política no es responsabilidad exclusiva de los políticos. La opinión pública también debe desempeñar bien su papel, ejerciendo ciudadanía, en el marco de sus plenos derechos Constitucionales. Después de todo, es más probable que la honestidad política se arraigue en una sociedad caracterizada por una cultura de tolerancia, solidaridad e igualdad en los derechos individuales.

Somos ante todo practicantes de la política. Por ello, sabemos que ninguna teoría y que ningún análisis pueden librar a los políticos del examen de conciencia, de preguntarse qué es honesto y qué no lo es a la hora de enfrentarse a una #decisión política. El político honesto está dispuesto a soportar esa carga.

Es mi línea de conducta. Es mi norte, mi inspiración...para luchar PorElCotopaxiQueTodosQueremos.

 


Sitio Web Diseñado y Actualizado por Carlos A. Loor Muñoz - Despacho del Asambleísta Fernando Cáceres - Quito.